Inmaculada

29,00 €

Pendientes de flores preservadas. Hortensias de color blanco. El blanco es atemporal y da la sensación de sosiego, alejado de las estridencias. El blanco es el símbolo de la pureza, de la castidad, de la espiritualidad, pero también de la divinidad: el blanco es el color de los ángeles, de la eternidad y del paraíso. Color de ceremonia, de las novias, de la comunión y el bautismo, es un tinte impersonal, pero capaz de transmitir una profunda elegancia. Tan ligeros que ni los notas.

Pendientes de flores preservadas.

Largo total 7 cm. aprox.

Fornituras de plata 925 diamantada.

Hortensias de color blanco.

Las flores preservadas se conservan muchos años siempre y cuando las alejes del sol directo y la humedad. Nunca las mojes.

Hechos a mano uno a uno, no hay dos flores iguales por lo que el tamaño y la forma pueden variar ligeramente.

Ante cualquier duda, escríbenos.

Artesanía Valenciana n.6350